lunes, 12 de septiembre de 2016

Casa rural andaluza.


Casa rural andaluza
La vivienda rural andaluza imprime, como ningún otro elemento del paisaje, un tinte característico al campo bético. Se diría que al azul del horizonte, al verde de la vegetación, al ocre de la tierra, faltaba la pincelada blanca de sus casas, para completar la típica gama cromática de gracia y visualidad que compone la mayoría de las perspectiva campera.
De este caserío rural desperdigado por el paisaje del campo turdetano se nos habla desde muy antiguo. Hay quien lo deriva de las villas romanas, acomodadas al ambiente local y quien atribuye especialmente a influjo, que parte de aquella época y se consolida en tiempos posteriores, el nombre popular de "corticulum" o cortijo, que acaso encierre una alusión al tipo de vivienda en torno a un atrio o patio central, característico en la casa andaluza. Hay quien, por el contrario, plantea rotundamente el origen árabe de las haciendas olivareras o los cortijos, como foco de residencia de la población agraria diseminada, que luego incluso llegaron a ser puntos de partida para la constitución de aldeas o poblados.
Y hay también, quien basándose en la indiscutible tradición de la Reconquista de agrupar en torno a la ermita primitiva y al monasterio, las viviendas de los colonos que acudían a cobijarse bajo la tutela de la comunidad, asigna una formación semejante al caserío campero de Andalucía.
Pinares de Alcalá de Guadaira
Hacienda de Santa Eufemia
Un típico cortijo andaluz
Entre el patio principal y el jardín encontramos la residencia accidental del propietario, residencia que conserva el sabor de la limpia arquitectura sevillana, desnuda de toda decoración. La típica mira, remate de la escalera de la casa, rompe las líneas de las cubiertas. Las características torres son, o escaleras que terminan en miradores o macizos que reaccionan sobre un extremo de la viga del molino, mientras éste comprime los copachos.
La "gañanía" del Cortijo del Cuarto
Pozo en un patinillo
Pozos y fuentes llaman la atención en los patios y los alegran con el rumor de sus aguas
Una castiza escena cortijera
Pero apartándonos de estas disquisiciones y reconociendo por otra parte la inmensa variedad de estructuras que las viviendas agrícolas muestran, en consonancia con el temperamento individualista andaluz, un cortijo viene a ser en su forma más esquemática el hogar de un propietario de finca extensa, que alrededor de un patio central, - y en esto se vislumbra algo de tradición romana- agrupa las viviendas de sus obreros, operadores y encargados, y los locales suficientes para establos, cuadras, bodega, granero y corrales.
A lo largo del proceso regionalista, los arquitectos Talavera y Traver fueron los que más investigaron en la construcción y uso de una hacienda de labor. Talavera demuestra la gran dedicación a los temas arquitectónicos campesinos, con su propia granja de los Arrayanes y La Hacienda Simón Verde.
Traver dejó asimismo numerosas construcciones campesinas para grandes agricultores  con quienes estuvo bien relacionado: caseríos como El Esparragal en Gerena, Las Pavas en la Rinconada, Isla Mínima, etc. y una de gran interés entre sus construcciones camperas, aunque su uso fue benéfico-religioso, como es, la Institución de la Gota de Leche (1929-1930) en la carretera de Carmona.
Patio de una casa de campo sevillana
En esta fotografía podemos observar la magnificencia de las viviendas de propietarios sin perder el tono general estilístico, si no de la encantadora intimidad de la vida en patios que nada tendría que envidiar a los más artísticos de la arquitectura urbana, o de la gracia y sencillez de la construcción cortijera, blanca de cales y simples de líneas.
Les pongo esta imagen del patio de una casa de Sevilla, para que vean la semejanza que hay entre los patios urbanos y rurales. Postal de 1905.
Y como cierre, esta bella postal de mi colección, de un patio de una casa sevillana. editada por Stenge&Co (Dresde). 1907/1914.

76 comentarios:

  1. Precioso! Nos muestras una forma de vida, protegidos del calor ambiental, resguardados en el interior de esos frescos patios donde se escucha el rumos del agua.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ya no se hacen casas como aquellas y es una lastima. Un abrazo, Manuel.

    ResponderEliminar
  3. Yo quiero una casa así!!! Qué pasada de patios por Dios. Y fantástica la explicación que nos has dado.
    Besos, Manuel.

    ResponderEliminar
  4. Que lindo volver y encontrarme con este recuerdo y digo recuerdo porque mi padre era serrano Ayacuchano de pura sepa y tenía una casa así bella con portales, nosotros cuando niños nuestra diversión era sentarnos bajo el refugio de los portales y ver caer la lluvia y sentir ese olorcito de tierra húmeda.... sinceramente HERMOSO!!!! besos Manuel :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bonito Patty, lo que nos cuenta. Muchas gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Qué preciosos patios!!.

    Y estupenda tu información.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Las fotos 8 y 9 son los patios que uno podría soñar pasar la vida en ellos.
    Buenas explicaciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Bonjour,

    Je suis toujours éblouie par vos jolis reportages accompagnés de superbes photos.
    Merci pour le partage.

    Gros bisous 🌸

    ResponderEliminar
  8. Un fantástico recorrido por el estilo arquitectónico de los cortijos y sus patios y magníficamente comparados con los patios urbanos.
    ¡Qué me gusta un patio con macetas! ¡Me lleva a mi infancia y juventud directamente!
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Muchos de estos antiguos cortijos se han convertido ahora en un lugar donde se celebran banquetes de bodas, precisamente estuve en uno de ellos en la boda de un familiar.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que cuentas, aquí también está sucediendo.
      Muchas gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Hola Manuel, antes en la labranza había estos patios tan espectaculares. Aquí en Toledo todavía existe estas fincas de labranza. Gracias por esta entrada!
    Un grande abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Respuestas
    1. Hola, Giancarlo.
      Graias por pasar por aquí.

      Eliminar
  12. Unm abrasçoGosto de ver as fotos que nos mostrea com sua explicações sobre elas. Muito bom.
    Élys

    ResponderEliminar
  13. Manuel nos comentas en tu excelente explicación sobre los cortijos o casas de campo andaluzas sobre su posible origen romano y al vista del patio de la casa del propietario bien se parece al de una Villa Romana, lo digo porque bien conozco la de "La Olmeda" en Palencia ya que como quien dice la tengo a la puerta de casa.
    Claro que también puede tener influencias árabes pues los siglos de convivencia algo tendría que quedar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo, totalmente de acuerdo contigo.
      Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Me gustaría visitar unos de esos famosos cortijos andaluces. Por dentro desde luego, deber ser impresionantes. Genial como siempre amigo.

    Abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  15. Excelente trabalho amigo e as fotos antigas são muito boas, gostei de ver.
    Um abraço e continuação de uma boa semana.
    Andarilhar

    ResponderEliminar
  16. Gostei das imagens com as explicações.
    Prazer em conhecer o blog.
    janicce.

    ResponderEliminar
  17. it would be magical to live in one of these beautiful farmhouses. your captures of them are very pretty!!!

    ResponderEliminar
  18. Cada día te superas con tus entradas Manuel, me encantan los cortijos andaluces y para que decir de los patios en las casas señoriales, unas fotos estupendas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Desde luego, Manuel, siempre consigues que alucine con la documentación que nos dejas. Que hoy a decirte: ya lo sabes
    Un gran abrazo
    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Fina, muchas gracias.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  20. Me encantan esos patios andaluces, ideales como oasis en medio del calor.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  21. Gran trabajo Manuel. Excelentes fotos. Formidable explicación.

    ¡Como siempre!

    Abrazo austral.

    ResponderEliminar
  22. Amigo Manuel,cuando se llega a cierta edad las imaginaciones y las fantasias nos pueden ayudar soportar nuestras decadencias

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo contigo pero, todo el mundo no tiene la misma creatividad que tu.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Mecedoras como esas que le digo de donle rulo tenian mis tiasabuelas
    Cuantas siestas me di en ellas mirando hacia el patio central donde se ergia preciosa la aljibe
    Gratisimo lo que compartes y lo escrito es muy interesante
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me di alguna que otra cabezadita en mecedoras como esas.
      Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Gracias Manuel.
    Por esta maravilla de fotos y letras con las que nos conduces por estos bellos recuerdos.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  25. Ricordi di un recente passato, di un modo di vivere e di essere, di cultura e civiltà.

    ResponderEliminar
  26. love the way lou edit the images. Loved the first one :)

    ResponderEliminar
  27. Esta semana dormiré por trabajo en Sevilla seguramente. No es que vaya a ver patios cordobeses ni cortijos, pero una vuelta por la alameda sí que me dare. Molaría mucho tener alguna de tus postales y mirar hacia el lugar que son ahora con ella en la mano para comparar :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Holden. Te respondo en tu blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
  28. Que maravilla de fotos y de información, Manuel.

    Creo que la influencia de esos patios cortijos puede estar en la disposición romana de las haciendas.

    El patio urbano sí parece tener más influencia árabe.

    Sea cual sea el origen, es una construcción bella y práctica a la vez. Un cortijo me daría mucha fatiga, pero una casita con patio,una fuente y una mecedora...

    Espero, Manuel, que ya hayáis apagado las estufas en Sevilla y se pueda disfrutar sin asarse de esta ciudad tan hermosa.

    Me iré leyendo lo que em he perdido y poniéndome al día, poco a poco.

    Siempre es un placer pasar por aquí.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer estaba la estufa a 34º, y ya verás como hasta mediados de Octubre no se acaba el gas.
      Gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  29. Hay tanta luz en ronda por los patios, trinos, murmullos de agua que recogen tus manos del pasado y se hacen imágenes de arena para llenarnos los ojos. Agradecida por estos hermosos legados. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, por tan lindo comentario. Todo un lujo para este humilde blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
  30. Maravilloso reportaje igualmente que las fotografías que dejas expuestas, las que nos dan una idea de esos cortijos con tanto encanto.
    Un abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  31. Boa tarde, excelente fotorreportagem com perfeita informação.
    Resto de boa semana,
    AG

    ResponderEliminar
  32. Que fotos tan bonitas!!! Realmente con encanto.

    ResponderEliminar
  33. Hola Manuel que bonitas fotos como siempre compartes hermosos lugares, muchas gracias por tu visita que tengas una linda semana. Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Que interesante, Manuel, la descripción que haces de la arquitectura andaluza que conozco muy bien. Me has aportado conocimientos desconocidos para mi, que me han enriquecido mucho.
    Muchas gracias, querido amigo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Buenas fotos para recordar esas casas con una estupenda información.
    Un beso

    ResponderEliminar