martes, 20 de octubre de 2015

Concurso de Belleza Infantil


El Barbero de Sevilla, por Alejandro Ferrant
De la Galeria de D. Estanislao Urquijo.
Concurso de belleza infantil.
Año 1910.
El Jurado.
El jurado calificador estuvo compuesto por tres jueces de alta competencia en asuntos de belleza como la ilustre duquesa de Denia, D. Jacinto Octavio Picón y D. Mariano Benlliure, que no podían equivocarse ni cometer injusticias, y de ahí su excelente acuerdo de sortear los premios entre los setenta y cinco niños acreedores a ellos.
A continuación veremos los niños agraciados (y aquí sí que el adjetivo cae bien por todos los conceptos), y a una buena parte del resto de los concursantes.

El motivo que me ha llevado a hacer esta sencilla entrada, fue, que al ver la primera foto que van a ver ustedes a continuación; y observé que el texto escrito al pie de la misma estaba equivocado - al menos es lo que yo pensaba- ya que el nombre era de un niño y la fotografía creía yo que correspondía a una niña con un bonito peinado victoriano y moño,  Pero, como no me quedé convencido si se trataba de un error, busqué en revistas anteriores, y cual fue mi sorpresa al ver que había más niños, que no coincidían, sobre todo por el peinado, de la idea estereotipada que tenía yo de los niños de esa época.
Como es un tema del que estoy frito, he decidido documentarme un poco sobre los peinados de niños y niñas de principios del siglo XX; y en línea generales esto es lo que he encontrado: Cuentan, que en esa época a los críos se les lavaba la cabeza una o dos veces al mes, y que los cabellos lacios estaban mal vistos por la sociedad, por lo que se recurría a rizadores, permanentes o postizos. Los peinados variaban según la región y el estatus social. Desde primeros de siglo se pusieron de moda tanto en niños como niñas los clásicos y elegantes peinados victorianos, que a su vez  hizo que también se pusieran de moda las cintas para el pelo. 
Concurso de niños
José Ignacio Escobar y Kirkpatrik, de Madrid
Primer premio.
Carlos González Ragel, de Jerez de la Frontera
Segundo premio.
Fernando Salvador Carreras, de Madrid
Tercer premio.
Alberto Bressel Marca, de Zaragoza
Juanito Diaz Guerrero, de Ubeda
Tomás Alda y López, de Madrid
Adolfo Viciana Coromina, de Almería

Concurso de niñas
María L. Echevarria, de San Sebastián
Primer premio.
María Luisa de Lavilleon, de París
Segundo premio.
María Luisa Normand y Faurie, de Barcelona
Tercer premio.
Mercedes Maestre Martí, de Valencia
María Pilar Fernández, de Madrid
Pepita Romero Belluga, de Madrid
María Nieto y Ruiz, de Sevilla
Asunción Avilés Tiscar, de Madrid
María Vélez Calderón, de Madrid.
Trinidad Carrera Fort, de Málaga
Rosita Marín Alcua, de Madrid
Antoñita Cantos Moreno, de Alicante
Cristina Bisbal Pascual, de Alcoy
Lolita Quiroga Vázquez, de Sarriá
Caridad Abril Ordóñez, de Castelló
Carmen Alda y López, de Madrid
Isabelita Portell Palacio, de Barcelona
Feliciana Díaz Agero, de Madrid
Paz Rodriganez Serra, de Madrid.
En los rostros de estos niños se aprecia perfectamente el candor de la infancia, que tenían los peques de esa época. Pero los tiempos han cambiado mucho, y hoy en día que están muy de moda los concursos de belleza infantiles, y que nunca dejan de estar en el candelero,  ya que hay quien piensa que los padres explotan, y someten a sus hijas  a un duro trabajo para convertirla en mujeres en miniatura, con largas secciones de maquillaje, severas dietas e incluso se han dado casos de someterlas a intervenciones de cirugía plástica con apenas 3 o 4 años. Muchas de ellas son obligadas a competir, ya que los padres invierten mucho dinero en este tipo de concursos, y creen ver en sus hijas la gallina de los huevos de oro; a esto le llamo yo explotación infantil -o al menos es lo que  pienso-,   como también pienso, que a los niños lo único que les interesa es que lo dejen vivir, como niños que son.

Gracias a todos, por vuestras visitas y comentarios.

78 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hola Julia, me ha dado mucha alegría verte por aquí, ya que hace mucho tiempo que no hablamos. Gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Admirado Tocayo
    .Aunque no llegaron a tanto, tengo una foto donde estoy peinado a lo "Colón".
    O sea con flequillo y melena hasta las mejillas .
    Y de ello, soy totalmente inocente.

    manolo
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja y de nuestra edad quien no la tiene.
      Muchas gracias, Manolo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Bonjour,

    Merci pour le partage de ces magnifiques photos.

    Gros bisous ♡

    ResponderEliminar
  4. Me encanta que el premio sea a sorteo (son niños) y estoy en contra de que les lleven a concursos de televisión y demás, deben jugar (ser niños) eso es lo importante para sus vidas, un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Fantástico trabalho, gostei desta colecção de retratos infantis.
    Um abraço e continuação de uma boa semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amigo Francisco.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Para que veamos que estas cosas no son nuevas de ahora; que hay gente que se creen que ellos lo han inventado ahora todo. Y ahora lo que sucede, es eso, que se hace con el fin de explotar a los niños y sacarles el mayor rendimiento posible, ya que desde bien pequeños quieran que sean auténticas bellezas. Las agencias de publicidad, las televisiones y los propios padres, pueden se los causantes de las desgracias de muchos menores.

    Abrazo Manuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rafa, por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Manuel, los peinado de antes eran todo una odisea, pero hay que reconocer que tenían su encanto. Cuando vemos fotos antiguas de nuestro antepasado, te da cuenta que han ido evolucionando a través tiempo, como tu apuntas, creo que muchos peinados de moda de ese tiempo, se llevaron de la era victoriana.
    Un interesante entrada!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Interesantísimo tu reportaje de hoy, me ha resultado curiosísimo ver la disparidad en los criterios de belleza infantil de no hace tanto tiempo. Que concepto tan subjetivo el de la belleza ¿verdad? por eso mismo me parecen tan absurdos los concursos para medirla o valorarla, pero dentro de ello, que los adultos decidan someterse a ellos es cosa suya, pero lo de los niños es otra cosa. Estoy contigo, creo que solo puede perjudicarles y que como mínimo, roza la explotación.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. No conocía que participaran chicos en estos concursos

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Muy buen artículo...y nos recuerda aquellos años!

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Manuel impresionante trabajo, siempre me sorprendes y me dejas boquiabierta. Los niños muy monos, pero los niños tienen que ser niños y no me gustan nada pero nada los concursos de belleza. Un fuerte abrazo querido amigo.

    ResponderEliminar
  12. Pues si miro cada foto sin ver el nombre algunas niñas hubiese creído que eran niños y viceversa.
    Los concursos siempre han sido populares en cada época.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo. Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Una entrada muy tierna con esas fotos de niños y niñas tan antiguas, me ha encantado verlas, no se en aquella época hasta donde los explotarían para hacer esos concursos, pero ahora yo también pienso que se aprovechan un poco de las criaturas y no les dejan vivir como lo que son, niños solamente.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Las primeras de los niños como te paso si que me parecieron de niñas por las formas de peinado y las ropas que portaban.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Preciosas fotografías que nos confirman que recordar es vivir.

    ResponderEliminar
  16. jejej,,vaya caras...alucino , con tus entradas...un saludo desde Murcia....

    ResponderEliminar
  17. No me extraña que te llamara la atención la cara de niña y el nombre de niño.
    Con la candidez de la infancia los rostros no se distinguen, si ademas los peinados y vestidos son ademas femeninos, pues todavía mas confusión.
    La explotación infantil se puede llevar a cabo de muchas maneras, y una de ellas como tu dices son estos concursos, unas veces por ser padres irresponsables, otras por el factor lucrativo.
    No se dan cuenta que le están quitando al niño su infancia que es lo mas bonito que hay en esta vida, el poder disfrutar como tal .
    Una cosa es un día puntual hacer un desfile como forma de diversión, y otra estar haciendo una formación , en una edad que no te corresponde.
    Feliz fin de semana Manuel.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Resulta curioso ver lo que ha cambiado la estética. Un fuerte abrazo Manuel y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
  19. Acabas de derretirme totalmente con este post, que lindas sus caritas de inocencia, de tranquilidad y de paz, Juanito Diaz me enamoré eh??? que bello.
    Cuanta razón tienes de como han cambiado los tiempos, esos concursos de belleza que son una tortura infantil uffff.... horror!!!
    Pero este si que me ha encantado ....un abrazo Manuel con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  20. Pues tienes razón, hay niños que bien pudieran pasar por niñas. Todos/as muy guapos.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  21. Cómo ha cambiado todo!!
    Yo creo que a los niños hay que dejarlos disfrutar de
    su niñez sin llevarlos a concursos de este tipo.
    Una entrada muy buena
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  22. He estado un buen rato mirando las caritas de esos niños y niñas, tan tiernas... Qué mona la nena de París del segundo premio, y el nene de Zaragoza también. Gracias por tus aportaciones siempre tan interesantes.

    ResponderEliminar
  23. MUY BELLAS FOTOS. TU CONCLUSIÓN CON RESPECTO AL TEMA, EN ESTOS TIEMPOS, ES MUY CERTÍSIMA.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  24. Hola Manuel y gran trabajo en la recopilación y documentación, como siempre.
    Por otro lado... es curioso cómo cambia el rostro al cabo de los años. Me refiero a que por ejemplo la cara, los rasgos de un niño de 14 años de siglo pasado a la de uno de igual edad contemporáneo. (de esa edad o cualquier otra) A que es debido?
    Un fuerte abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ni idea, amigo. jeje. Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  25. Pues sí había visto alguna foto de ese estilo, pero no caído en la cuenta de que fuera cosa generalizada. Veo que no se masculiniza a las niñas, lo que no me sorprende, pero a los niños, se le feminiza, no sólo en el tocado, también los trajes acompañan.
    Excelente documento e investigación.
    Un abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  26. Nunca hubiese imaginado que en aquellos años existieran concursos de belleza, y menos de niñ@s. Te felicito como siempre, por tu buen hacer. Cada día me gusta más leerte por toda la información que siempre nos brinda. Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  27. Realmente Manuel, Eu no teu lugar pensaria a mesma coisa. As crianças são todas lindas e merecedoras da participação.

    Abraços,

    Furtado.

    ResponderEliminar
  28. Muy interesante y curiosa tu entrada,saludos

    ResponderEliminar
  29. Amigo Manuel esta es una de las entradas aparte de otras que más me han gustado..Realmente en esa época no creo que hubiese esa explotación conmo la hay hoy en dia,,estoy de acuerdo en lo que dices..pero no solo ha ocurrido en la belleza ..en los actores ..cantantes ahí tenemos a Marisol y Joselito ect..Nunca dejará de existir ..El ser humano es muy vanidoso y lo más importante para ell@s es el dinero aunque sacrifiquen a un hij@..

    Gracias por compartir
    Con cariño Victoria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Victoria y totalmente de acuerdo contigo.
      Besos.

      Eliminar
  30. Qué bonito post.. Pero al principio pensé que los niños eran niñas.. jaja.. Me ha gustado mucho.. Un saludito

    ResponderEliminar
  31. Olá Manuel,

    Esta obra 'El Barbero de Sevilla' é fantástica. Linda!
    Se as crianças da época lavavam os cabelos apenas uma ou duas vezes por mês seria mesmo estranho vê-los com penteados retos.
    Os penteados fazem com que os meninos fiquem com cara de meninas e, embora possam parecer elegantes,descaracterizam as crianças, o que é um fato lamentável. Por outro lado, seus rostinhos refletem a leveza das crianças.
    Penso que é absurda a hipótese de submeter crianças a cirurgias plásticas no intuito de ganhar concursos com a exploração delas. Crianças devem ter sua infância preservada, pois é uma fase importante da vida delas.

    Ótima postagem.

    Obrigada pela amável visita e comentário.

    Abraço.

    ResponderEliminar
  32. Antes de mais, gostei muito do quadro do Barbeiro de Sevilha de A. Ferrant!
    Nunca imaginei que já se realizassem concursos de beleza infantil em 1910! muito curiosa e interessante essa tua pesquisa sobre os penteados da época, que claro como em tudo o resto, teriam de variar consoante a região e o estatuto social.
    Na verdade os meninos a concurso, de acordo com os padrões actuais, parecem meninas, devido aos penteados. Imensas fotos de meninas, contudo...talvez os concursos femininos tivessem já na altura mais participação...?
    Quanto às tuas considerações sobre os concursos de beleza infantis actuais, estou totalmente de acordo. Trata-se apenas de flagrante e cruel exploração infantil, por pais que nada mais têm na cabeça do que excrementos do que são.
    Gostei muito desta publicação, Manuel!
    xx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga Laura, Muchas gracias.
      Besos.

      Eliminar
  33. Tengo la esperanza, Manuel, que todavía nos estén rodeando niños con esa inocencia y alegría de vivir. Como entonces....lejos de las llamadas redes sociales y convencidos de estar en "un mundo tan moderno".

    ResponderEliminar
  34. Parabéns, querido Manuel, pelo seu trabalho em nos mostrar tantos fatos interessantes.
    Beijos e muita Paz!

    ResponderEliminar
  35. Colección de fotografías de chicos y chicas guapos hay que ver cómo ha cambiado el tema de la belleza, y en los niños tanto o más que en las demás cosas, me he quedado asombrada.
    Encantada de volver a leerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Que entrada tan deliciosa, Manuel, no sólo visualmente, sino por el contenido y la información que aportas sobre las modas de peinados.

    Me río porque a mí me hubiera rayado igual el pensar que el nombre era de niño y la foto de niña.

    Bravo por no conformarte con lo que ves e indagar.

    En cuanto a lo de los concursos infantiles y sesiones de publicidad y demás... Pienso como tú y he tenido unos hijos de postal, que me lo han propuesto, pero nada de nada, y hace poco iba con mi nieta, que tiene unos ojos azules que te dejan KO y nos dijeron para hacer un anuncio.

    Por suerte, mi hija está en nuestra onda, y dijo que ni hablar del tema.

    Un beso, Manuel, y me ha encantado pasarme de nuevo por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tesa. Felicidades por esa nieta e hijos tan guapos, y por la decisión que habéis tomado. A disfrutar de ellos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  37. Una entrada estupenda como siempre...y además nos hace pensar que algunas cosas no cambian. Un placer visitarte como siempre. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
  38. Muchas gracias por tu comprensión y apoyo.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias y mucho ánimo.
      Un fuerte abrazo, amiga.

      Eliminar
  39. Una entrada muy divertida y curiosa, no sabía que a primcipios del siglo XX algún niño llevara los en el pelo. Estoy de acuerdo contigo en lo de la explotación infantil.
    Un abrazo y feliz castañada Manuel.

    ResponderEliminar