sábado, 7 de mayo de 2016

Instituto de Higiene del Doctor Murga.



Instituto de Higiene de Sevilla
Propiedad del Dr. Murga.
(Postal de 1912)
Este monumental edificio, obra del arquitecto Francisco Franco Pineda, se alzaba en el solar de la calle Marqués de Paradas, que actualmente ocupa el ambulatorio de la Seguridad Social. Fue derribado en 1958.
Detalle de grupo escultórico y fachada principal, aún en obra. 1905.
(Fototeca Municipal de Sevilla)
En los primeros años del siglo XX, los sevillanos contemplaban asombrados la nueva ciudad monumental e industrial que, fuera de sus murallas, se construían ante sus ojos. En 1904 la primera industria cervecera andaluza, La Cruz del Campo; los intentos de reactivación industrial y comercial que hicieron posible la erección de diversos inmuebles que influyeron en el aspecto externo de la ciudad, como el edificio de los juzgados, en calle Almirante Apodaca; Laboratorio Municipal, en María Auxiliadora; edificio Yandury, en Puerta de Jerez; Matadero Municipal, en Ramón y Cajal; Fábrica de la Hispano Aviación, en San Jacinto; el inexistente ya de la fábrica de la Unión Industrial y Comercial, que se alzaba en la Ronda de Capuchinos, y por último el Instituto de Higiene de Sevilla, que tuvo uno de los edificios de la arquitectura privada, más emblemáticos de esta ciudad, de principios del pasado siglo.
Instituto de Higiene del Doctor Murga.
(Fototeca Municipal de Sevilla)
 Fue conocido también en su época como Centro Hidroterápico.  Regentado por su propietario, el doctor don Leopoldo Murga Machado, natural de Cuba, se convirtió en pocos años en pionero en análisis clínicos, y destacó sobre los años veinte en publicaciones científicas orientadas a los estudiantes y profesionales de la medicina.
Como médico innovador, el doctor Murga instauró dentro del mismo edificio un Instituto Antirrábico, al que podía acudir las personas que hubiesen sido mordidas por perros hidrófobos. Se ofrecían también análisis clínicos relacionados con la patología en general, química, y de la leche de las nodrizas.
Este Instituto prestaba una novedosa instalación de fototerapia y electroterapia, en la cual se administraban baños de luz generales y locales, con lámparas de incandescencia o por arco voltaico. Se administraban también masajes eléctricos vibratorios, baños hidroeléctricos, corrientes galvánicas y rayos X. Así como una sección de hidroterapia abierta durante todo el año, ofreciendo más de cuarenta tipos distintos de baños medicinales.
En esos años, no existía en Sevilla ningún otro establecimiento de similares características,  y con  tal variedad de oferta. Todo esto, define al doctor Murga como a un gran emprendedor, y adelantado, en cuanto a enfoques terapéuticos en medicina.

75 comentarios:

  1. Hola Manuel.
    Acabo de ver tu publicación, hace tiempo que no veo nada tuyo, ya me extraña no tener tus bellas fotos e interesante información que siempre nos ofreces.
    Hoy voy a disfrutar de repasar hasta donde el tiempo me lo permita, he estado ausente más de un mes.
    Emprendedor y adelantado en verdad, hoy lo de la rabia ni se oye, pero en aquellos tiempos su trabajo fue revolucionario y beneficioso para todos.
    Preciosas como siempre tus fotos.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ambar.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Como siempre interesante presentación, que nos mantiene informado de la pequeña historia, que es la que vivimos en el día a día.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Mi madre decía que era un magnifico edificio, yo ya había nacido pero iba en cochecito, jeeeeeeee...
    Como otras tantas joyas arquitetónicas de las décadas de los 50, 60 y 70 gueron derribadas, para dolor de los sevillanos. Magnificas fotografías, muy antiguas y meritorias. Yo también hice una entrada de este edificio, pero el tuyo me gusta más, jeeeee...
    Enhorabuena.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Mi padre era niño cuando lo derribaron pero aún lo recuerda. Tanto por su monumentalidad como por la labor que se hacía en él debió causar una gran impresión en el ideario colectivo.
    Buen post Manuel.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Aquí estoy de nuevo algo mejor , Manuel , para volverte a dar mi enhorabuena por tu blog y un fuerte abrazo .

    Guillermo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amigo.
      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  6. Debía de ser muy importante en aquellos tiempos y su gran labor y desempeño debió de dar.
    El edificio es majestuoso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Manuel!
    Não conheço Sevilha, apesar de ter atravessado inúmeras vezes a Espanha rumo a França. Porém, o que tenho visto por aqui convida-me a visitar Sevilha. Estas fotos são um verdadeiro património. Obrigada pela partilha.
    Beijinho

    ResponderEliminar
  8. LÁSTIMA QUE LO HAYAN DERRUMBADO.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  9. Excelentes fotografias antigas com muita história e belo trabalho.
    Um abraço e bom fim de semana.

    ResponderEliminar
  10. Instituto de Higiene...muito interessante isso. E a fachada do edifício é maravilhosa e imponente.
    Parabéns pelas postagens, querido Manuel!
    Grande abraço!

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante.. Bonitas imágenes.. Que tengas un feliz
    domingo..

    ResponderEliminar
  12. Me parece acojonante. El edificio es hermoso . Y ese doctor Murga.. qué decir ... el mundo está muy necesitado de personas así, y sobre todo de que las dejen salir a la luz.
    Besos, Manuel

    ResponderEliminar
  13. No me importa reitererme, Manuel. Como siempre información jugosa, pero sobre todo, documentada.

    Un abrazo

    Fina

    ResponderEliminar
  14. Indignante que un edificio de esas características no se conservara independientemente de su interés histórico. No se de que me sorprendo. Andaba un poco descolgado, voy a ver si me pongo al día con tus siempre interesantes trabajos. Un fuerte abrazo, Manuel.

    ResponderEliminar
  15. Verdaderamente una pena no se respetara el edificio de una gran belleza.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Tomás.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  16. Hola Manuel, como siempre nos dejas un fantástico reportaje. Es una pena que hoy en día, no haya más doctores como Murga, en la medicina. Que tengas una buena semana!
    Un grande abrazo, cuídate!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cristina.
      Mi mejor abrazo para ti.

      Eliminar
  17. Un edificio así no se deteriora en tan poco tiempo. Una lástima para la ciudad de Sevilla su demolición.

    ResponderEliminar
  18. Hola Manuel , ya te digo este gran médico fue una eminencia para su tiempo al igual que la arquitectura una verdera belleza , me gustado mucho está entrada como todas las que publicas .
    Perdoname por no pasar muy menudo por aquí , pero por problemas de una depresión pasajera , tenía el blog un poco abandonado , te deseo una feliz noche besos de flor .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, flor.
      Un fuerte abrazo y ánimo.

      Eliminar
  19. Hola Manuel, siempre pienso cuando te visito y veo tus reportajes sobre Sevilla, que deberían nombrarte cronista de la villa, tienes el don, de transmitir lo que tu sientes al escribir, aunque no lo conozcamos. Mis felicitaciones por ello.

    Un abrazo.
    Ángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable Ángeles, y muchas gracias.
      Otro abrazo, para ti.

      Eliminar
  20. Sempre aqui temos uma bonita reportagem que noa ensina muito. Um abraço.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  21. El edificio es impresionante, y una pena que fuese demolido. Fueron malos tiempos aquellos incipientes del desarrollismo para muchos edificios, que hoy añoramos.
    Un saludo, Manuel.

    ResponderEliminar
  22. interesante documentación Manuel mis saludos con afecto . jr.

    ResponderEliminar
  23. De que el Dr Murga era un gran emprendedor y tenía ideas innovadoras y arriesgadas del negocio, no hay duda. El edificio era precioso y fue una pena su demolición. Un gran reportaje.
    Saludos

    ResponderEliminar
  24. Gracias Manuel por introducirnos siempre en la historia y gloria pasada de Sevilla.
    Esas imágenes tienen un valor supremo.

    ResponderEliminar
  25. Me apena que estos bellos edificios no se hayan conservado, el progreso siempre se impone. Tenía conocimiento de las innovadoras técnicas del Dr.Muga en su tiempo.
    Muchas gracias por tu comentario Manuel.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Boa tarde, as belas imagens são uma relíquia que mostram na perfeição a maravilhosa arquitectura existente na linda cidade de Sevilha.
    Bom fim de semana,
    AG

    ResponderEliminar
  27. No tenía ni idea de que existieran todos esos tratamientos y terapias. Ahora somos mucho más de balnearios.

    Muy interesante, Manuel.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Amigo, Manuel, me has recordado la película sobre el balneario-sanatorio de Battle Creek, donde el Dr. Kellogg ya ponía en práctica estos tratamientos que mencionas.
    Has presentado tu entrada de manera amena e interesante, como es habitual en ti, sin duda aprendemos mucho. Esas fotos antiguas son un tesoro.
    Un fuerte abrazo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  29. Una pena que edificios tan bonitos se destruyan sin miramientos en pos de no sé que progreso. Tanto el edificio como los adelantos del doctor Murga si eran progreso.
    Cuando vaya a Sevilla de nuevo, iré con una guía de todo lo que estuvo y ya no está.
    Saludos

    ResponderEliminar
  30. Una pena, sin duda.

    Y un magnífico reportaje. Siempre se aprende al leerte.

    Un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar
  31. Amigo Manuel,pasar por tu blog,es pasar por las historias de muchos pueblos

    Saludos

    ResponderEliminar
  32. Me quedo alucinada. Manuel ¿quién derribó tan magna arquitectura? Uff que pena me acabo de llevar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Olá Manuel! Aqui tem sempre algo novo para a gente apreciar, se encantar e aprender. Belo post! Parabéns!

    Abraços,

    Furtado.

    ResponderEliminar
  34. Mi muy querido Manuel

    Esta magnifica publicación sobre tan magna obra arquitectónica de Francisco Franco Pineda es lo que hace grata la visita a tu excelente e instructivo blog.

    Gran abrazo!!

    ResponderEliminar
  35. Había oído hablar de este magnífico edificio y la labor del Doctor Murga, pero no con tantos detalles como los que tu nos proporcionas.
    Un gran reportaje el tuyo.
    Gracias, y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amiga.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  36. É impressionante, Manoel, o seu trabalho tão rico neste blog. Conhecendo cada detalhe de sua cidade... Sevilha é mais bonita e alegre em mãos de quem conhece! Um dia ainda hei de conhecer...
    Boa semana.
    Um beijo

    ResponderEliminar
  37. Que pena, tal edifício ter sido demolido! Era magnifico, a avaliar pelas imagens!...
    Como sempre, um excelente trabalho o seu, Manuel, pelo que me é permitido apreciar!...
    Abraço!
    Ana

    ResponderEliminar
  38. Muchas gracias, querida amiga.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar