viernes, 31 de marzo de 2017

La Casa de Pilatos, en Sevilla.

Casa de Pilatos.
Uno de los monumentos arquitectónico y artístico del siglo XVI que más se admiran en Sevilla, es el Palacio de los Medinaceli, llamado vulgarmente Casa de Pilatos.
En la lápida que figura en la portada se lee:
Esta casa mandaron hacer los ilustres
señores Don Pedro Enriquez, Adelantado
Mayor de Andalucía, y Doña Catalina de
Ribera, su mujer, y esta portada
mandó hacer su hijo Don Fadrique
Rodriguez de Ribera, primer
Marqués de Tarifa, asimismo Adelantado.
Asentós: en 1533.
Corre la creencia de que se le dio el nombre de Casa de Pilatos, porque fue edificada según los planos de la que habitara en Jerusalén el Gobernador de Judea, y que fueron traídos a Sevilla, a su regreso de Tierra Santa por D. Fadrique Enriquez.
 Portada de la Casa de Pilatos. 1920.
También se dice que, además, el poderoso magnate mandó establecer una Vía-crucis desde su palacio al templete de la Cruz del Campo, guardando la misma distancia que existía entre el Palacio de Pilatos en Jerusalén y el Calvario donde se sacrificó a Cristo.
Estiman los doctos que la primera creencia es infundada, puesto que el primero en ordenar la edificación del palacio fue D. Pedro y no Don Fadrique, y por la diversidad de estilos, mudéjar, ojival y renacimiento que en la obra resplandecen.
Plaza y puerta de la Casa de Pilatos. 1913.
De traza elegante y sencilla es la portada, esculpida en Génova por Antonio María de Apríle, da por su parte exterior a una pequeña y tranquila plazoleta que corta la tortuosa calle de las Águilas, y por su interior a un ancho vestíbulo, descubierto en su mayor extensión y con techumbre por la que conduce al hermoso patio central del edificio.
 Placita y Casa de Pilatos. Foto: Jean Laurent 1862.
La fotografía recoge un lugar recoleto con la plaza empedrada,  con chino lavado, y la hornacina corresponde a la primera estación del Vía Crucis, que desde 1957 ha sido restaurada por las Hermandades y Cofradias de Sevilla.
Plaza de Pilatos con la fachada del Palacio. Dibujo de Richard Ford, 1832.
De la fachada del Palacio en la actualidad han desaparecido el balconcillo postizo del mirador y el cerramiento de éste, así como la fuente de traza renacentista que se ve en el ángulo del dibujo.
Patio central.
Ocupa el centro del último de dichos patios una severa fuente de mármol rematada por la cabeza de Jano con sus dos caras.
Patio central.
Patio de la Casa de Pilatos, galería Norte. Foto: J. Laurent 1866.
En los cuatro ángulos se levantan colosales estatuas de las dos Minervas y de Ceres.
Veinticinco columnas de mármol blanco sostienen los ricos artesonados de las galerías, hallándose los arcos revestidos de primorosas yeserías mudéjares, con inscripciones africanas en loor de Alah y en alabanza del fundador del egregio palacio.
Escultura a la Diosa Ceres.
Las paredes están casi en su totalidad, revestidas de azulejos, los más resplandecientes de cuantos de aquella época existían en Sevilla. Brillan como el oro fino y rutilan y refulgen como los rubíes y diamantes.
También en los muros interiores de dichas galerías, pueden admirarse veinticuatro bustos de emperadores romanos, la mayor parte de muy notable ejecución.
Dice un celebrado autor, que en este recinto se solía reunir "bizarra cuanto discretísima Academia, formada por los más famosos ingenios sevillanos que entonces florecían, de pintores, literatos, poetas, comediantes y guerreros que olvidaban las fatigas y pesadumbres humanas, en literarias justas y poéticos certámenes, patrocinados por el gran Mecenas Don Fernando Enriquez de Ribera, tercer duque de Alcalá, noveno adelantado de Andalucía, y quinto marqués de Tarifa, que no obstante sus pocos años, emulaba con su saber los más doctos varones, ganando plaza de muy versado entre los cultivadores de la lengua latina y entendido en las historias sagrada y profana".
Ventana de la Casa de Pilatos.
La capilla.
Es de admirar la puerta de la capilla, cuyo arco presenta muy interesantes elementos de estilo ojiva, así como la techumbre de la misma, toda ella adornada de preciosos azulejos.
Fotografía artística de Ricardo Schmelz, de otro patio de la casa.
Antepatio de la Casa de Pilatos.
Varios salones, todos revestidos de yesería y azulejos, completan la planta baja, amén de los primorosos jardines, con restos antiguos romanos, bustos, capiteles, monumentos epigráficos de sumo interés, y una bellísima reja de hierro forjado.
Primorosa reja del siglo XVI, en los jardines de la casa.
Cancela de la Casa de Pilatos
Los salones de la galería alta también son muy ricos por su ornamentación de azulejos preciosos artesonados. En uno de dichos salones se descubrieron pinturas murales, pertenecientes al siglo XVI, de muy apreciable valor.
De Francisco Pacheco son las magníficas pinturas del techo de otro de los salones.
Mansión de reyes podría ser esta callada y solitaria mansión, por la riqueza artística que atesora y por la esplendidez de las estancias que encierran, y que nos transportan a aquellas otras edades de más afán por el arte puro y verdadero.

71 comentarios:

  1. Bellísimo todo lo que nos muestras de esta Casa de Pilatos, que aunque he estado unas cuantas veces en Sevilla, no conozco. Me quedo con el nombre por si vuelvo otra vez.
    Mucho arte hay encerrado en este lugar. Las paredes parecen esplendidas en la fotografía que muestras de la ventana de la Casa, y las rejas una maravilla.
    Un lugar para que disfrute la mirada, ya que a estas alturas ya no voy aprender nada de este arte tan bello.
    Un placer pasearse con tu buen hacer, este lugar tan hermoso.
    Un abrazo Manuel, y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Elda.
      Un abrazo Elda, y feliz semana.

      Eliminar
  2. Excelente reportaje que documenta un lugar de indudable valor histórico y cultural. El patio de columnas con su galería es de una belleza especial. Gracias Manuel por la riqueza de tu trabajo, un gran saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hermosa visita la que nos propones, para admirar un bello palacio sevillano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Poee las fotos que nos muestras se ve una preciosa e interesante obra, se mantiene bella tal cual nos dejas detalles y pormenores en tu extensa y amena presentacion, es digno de visitar y admirar, ya me gustaría poder hacerlo.
    Gracias Manuel, publiqué hace unos días pero no actualizó.
    Abrazos.
    Ambar

    ResponderEliminar
  5. Magnífica descripción y documentación besos.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué he disfrutado de esta entrada, Manuel!
    Esta casa-palacio es una auténtica joya arquitectónica. La he explicado muchas veces a mis alumnos y cada vez que voy le encuentro algo nuevo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Manuel otro de tus interesantes reportajes como siempre bien documentado tanto en imágenes y testo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena , Manuel. El hecho de hacer el comentario indica mi leve mejoría .

    Un fuerte abrazo.


    Guillermo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo, Guillermo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. ESE LENGUAJE DE LA LÁPIDA, ME TRAMA!!!
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  10. Con esos portales y esa maravilla arquitectónica no solo se inspiraban los grandes pintores y artistas Sevillanos, creo que hasta yo que soy una simple mortal me inspiraría ;) un beso con todo cariño para ti Manuel con todo afecto.

    ResponderEliminar
  11. Si te soy sincera, aunque no conozco este palacio, te admiro por todo tu trabajo y dedicación para recopilar toda la documentación que compartes en tus interesantes entradas.
    Si vuelvo por Sevilla, tendré que admirar de cerca la casa de Pilatos.
    Te deseo un estupendo fin de semana.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  12. Hola Manuel, como siempre un fantástico trabajo de documentación,.
    No conozco Sevilla y tengo que ponerle remedio lo más pronto posible porque tengo muchas ganas de visitarla y desde luego ver esta preciosa casa va a estar en mis planes.
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  13. Es de un lujo "asiático", y uno de los pocos lugares de Sevilla que no conozco. A ver en la próxima. Aquí como siempre, he conocido un poco más, y desde un punto de vista distinto, y más apreciado por mí, a los demás.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable amigo, y muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Manuel, son datos importantísimos. Eres una enciclopedia. Gracias.

    ResponderEliminar
  15. Volvió impresionado de la Vía Dolorosa y quiso hacerla revivir en Sevilla.
    Lo tendré presente si voy algún día a Sevilla.
    Un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  16. Es un lujo llegar a tu espacio Manuel, siempre aprendo cosas que ignoro y que de ninguna otra forma podría conocer.
    Ya te lo he dicho una vez, deberían nombrarte "Cronista de la villa de Sevilla" no creo que la ciudad tuviese un mejor paladín que tú. ¡Es increible que sepas tantas cosas del pasado de una ciudad!

    Un abrazo con aromas de primavera.
    Ángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, amiga Ángeles.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  17. Buenas noches Manuel,

    para mí es uno de los palacios más bonitos de la capital hispalense. Lo visité hace un tiempo, y me transmitió una gran paz y mucha felicidad.

    Le hice una entrada en el blog, no se merece menos.

    Gracias por todas las fotos, y por este blog maravilloso del que siempre aprendo cosas nuevas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tania, y de inmediato paso a ver esa entrada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. He estado varias veces en Sevilla, es una de esas ciudades que te enamoran pero nunca he tenido ocasión de ver el palacio de Medinaceli. La próxima vez.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado estar en tu rincon de letras

    ResponderEliminar
  20. Muy buena información histórica de este precioso edificio sevillano.

    Ahora hace varios años que no visito Sevilla, pero cuando pase por allí me acordaré de tu reportaje.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Manuel, que maravilla, los mecenas deseosos de notoriedad pero tambien con ganas de conservar en buen estado sus patrimonios y mostrarlos ya son una especie en extinción en nuestra sociedad. Qué pena.

    Mira si no la señora del pazo de Meiras haciéndose la loca.

    Después de leerte y de ver tus grabados y fotos antiguos que me han encantado, me fui a buscar en la Red cómo está ahora, y así pude admirar el colorido de los azulejos y sus patios floridos. Una gozada.

    Queda apuntada para verla en vivo y en directo.

    Para mí es placer enorme pasar un rato en tu blog, Manuel, disfrutar y aprender tanto.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  22. Hola Manuel.
    Tú eres también arte, cómo si no ibas a traernos tanta maravilla?.
    Como Tesa lo he visionado en la red al detalle y es una joya de arquitectura y arte hcon todo lo que contiene.
    Me ha encantado. Hemos visitado varias veces Sevilla, pero no este Palacio. Todo llegará.
    Un abrazo fuerte Manuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ángela.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  23. Hala Manuel, he estado en Sevilla pero no conozco este palacio, y no sabía de su existencia. Se ve un lugar muy interesante para visitar, y llenarse de todas esas antigüedades romanas. Felicidades por tu excelente reportaje.
    Cuídate, un cálido abrazo!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Cristina.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  24. Otro gran y excelente trabajo, de tantos y tantos que nos presentas, y de lo bonito que hay que contar por esa bonita tierra de Andalucía. Visite Sevilla hace unos años, pero la verdad es que el edificio que tan bien detallas no lo recuerdo. Gracias por mostrarlo.

    Abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rafa.
      Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  25. ¡Hola Manuel! Precioso reportaje. Nosotros visitamos la Casa de Pilatos hace un par de años un día a las 16:00 de la tarde, porque era gratis en ese horario aquel día y tuvimos hasta una visita guiada gratis también.Mi marido se quejaba del calor que pasamos en la cola porque no recuerdo si era verano o poco le faltaba, ¡ja,ja,ja! Pero nos encantó.
    Lo que más nos quedó grabado en el recuerdo fue lo del Vía Crucis, que tú también has relatado aquí.
    Me has hecho recordar aquella visita "tan veraniega".
    Muchas gracias por traer documentación tan curiosa e interesante. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  26. Qué bonito es!!! No lo conocía. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Que belleza de esa epoca!!!!
    Buena cuenta bancaria tendria el señor no????
    Gracias por compartir tantas cosas gratas de tu hermosa tierra
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, seguro que no le falta.
      Gracias, amiga.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  28. Un reportaje precioso y muy bien realizado.
    Me encanta leerte.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Un hermoso palacio y un guía de excepción. Gracias manuel.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  30. Es increíble: sé que he estado allí, pero el tiempo (tanto el que ha pasado desde el viaje como desde el momento de las fotos) me hace imposible reconocer el lugar. Es como si jamás hubiera estado ni cerca :S

    ResponderEliminar
  31. ¡¡¡Hola Manuel!!!
    La Casa Pilatos tengo ganas de visitarla. Las innumerables veces que fui a Sevilla no tuve la oportunidad, ni el tiempo preciso para disfrutar de su belleza.
    Ahora, el próximo 17 de Abril, vamos a realizar un viaje a Andalucía...No sé que día vamos a ir a Sevilla. Iremos a ver la Casa Pilatos. A ver si coincide y nos podemos ver nosotros, también.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando tu quieras, no dejes de ponerte en contacto conmigo cuando ande por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  32. Unas imagenes del pasado realmente preciosas, saludos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  33. ¿Casa de PIlatos en Sevilla? Seré burra, he estado muchas veces y creo que nunca visité el palacio. Gracias, Manuel.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, y no eres la única que desconoce este palacio, está en el centro histórico pero, un poquito separado.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Celia, por si lees esto, he intentado en varias ocasiones y de diferentes formas entrar en un tu blog, y ne sale que se ha eliminado. Dime algo, por favor.

      Eliminar
  34. LLeguen a ti mis deseos de:
    Buena Semana Santa a todos!!!, que viváis de acuerdo a vuestros sentires y que los días sean de bien... estar.
    .
    Nos vemos el domingo de Pascuas!!!!!!!
    .
    Y... hasta ese momento que Dios los tenga en la palma de su mano!!!!
    .
    Abu

    ResponderEliminar
  35. Cuando estuve hace años no visité la Casa Pilatos, este año me planteo hacer unos días a Sevilla y esta entrada tuya me ha animado para que sea lo primero que visite. Como nos tienes acostumbrados, una excelente entrada en información y fotografías Manuel. Gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar