sábado, 10 de junio de 2017

Pabellón de Brasil, en la Exposición Iberoamericana, de Sevilla.

Pabellón de Brasil - Exposición-Iberoamericana de 1929
Casi en el centro del vasto recinto de la Exposición-Iberoamericana estaba situado el Pabellón de Brasil. Su área era de dos mil quinientos metros cuadrados; situado frente a la avenida de Las Delicias, y lindante, por su lado izquierdo, con el Pabellón de México, y a la derecha, la Plaza de América. Es este pabellón proyecto del ilustre arquitecto D. Pedro Paulo Bernardas Bastas, y obtuvo preeminente lugar en el concurso a este fin celebrado en Río de Janeiro. De su ejecución se encargó la acreditada firma Vías y Riegos, S.A., de Sevilla, previo concurso celebrado por el gobierno brasileño. Se iniciaron los trabajos el 18 de Mayo de 1928, bajo la dirección y fiscalización del Sr. Paulo Vidal, adherido a la delegación de Brasil, en Madrid, por mandato de su Gobierno, Las obras de construcción duraron ocho meses, siendo entregado, completamente terminado, el 23 de Febrero de 1929. (Este edificio, algo restaurado, aún se conserva)
Toda la estructura del edificio es metálica; solo sus vigas pesan noventa toneladas, las que se hayan sostenidas por setenta pilares que forman un bello conjunto.
Por su amplia puerta central y por las dos menores, que a cada uno de sus lados existen, se penetra al gran vestíbulo que mide trescientos metros cuadrados, y en el que sorprende la riqueza de su pavimento, formado con las más ricas maderas de Para, de diversos colores. Dos amplias escaleras, también de rica madera del brasil, dan acceso al piso superior, y en el arranque de esta escalera hay dos arcos que dan al claustro y al patio. Ornamenta el frente superior del arco, artística cerámica de fondo azul.
El Rey visitando el Pabellón de Brasil, el día de la inauguración.
Otra perspectiva del mismo momento.
S. M. el Rey, al salir de visitar el Pabellón de Brasil, acompañado del delegado de dicho país, en la Exposición.
En el interior del pabellón se expusieron productos de Brasil, que respondían a su importancia comercial. La gran riqueza y variedad de sus géneros fueron expuestos con sabia maestría y una dirección artística imponderable.
La nave derecha fue ocupada por las industrias alimenticias, destacando el café con toda su manufactura, además de muestrarios de fruta y conservas, chocolate, cereales, sal azúcar, harina, arroz, cervezas, vinos, aguas minerales y licores. 
"Industrias Alimentarias".
La sala de la izquierda, ocupada por "Industrias Varias". La riqueza que en madera posee la gran República, todo esplendor; el algodón, cuero y frutos oleaginosos aparecían perfectamente agrupados y clasificados.
Sobresalía en esta instalación un artístico mapa de España hecho con maderas del Brasil, de clase diferente para cada provincia, el cual fue ofrecido a S. M. el Rey D. Alfonso XIII.
Industrias Varias.
En una de las salas laterales se mostraba el cacao y sus derivados; en otra, la fabricación de mobiliario y tapicería, y el salón principal se hallaba ocupado por extensos muestrarios encerrados en vitrinas que mostraban los productos minerales, piedras semipreciosas, artefactos de madera, instrumental de música, fruta indígena reproducidas en cera, vestuario y objetos de plata. Las estancias de la planta principal fueron ocupadas por secciones de tejidos, sombrerería y calzado, productos medicinales, tabacos elaborados, mobiliario y la oficina de información comercial.
Sala de Arte, del Brasil.
Un perfecto y esmerado servicio de degustación del café, fue instalado en su planta baja; en él se servían miles de tazas en obsequio a los visitantes del pabellón; llamaba poderosamente la atención los gráficos demostrativos de la gran expansión comercial, que los productos del Brasil obtenían en el mercado mundial; estos gráficos estaban perfectamente documentados, así como los datos referentes a las clases y calidades de los productos exportados, como cafés, cacaos, maderas, algodones, simientes oleaginosas, etc. etc.
El servicio de café, preparado sobre el mostrador.
En sala aparte se hacía una perfecta demostración del cultivo del café y de su elaboración por medio de una máquina modernísima, sistema "Brasi", en donde entra el café recolectado y sale limpio y clasificado. El técnico D. Carlos Sardinha, delegado de la Asociación Comercial de Santos, explicaba a los visitantes el funcionamiento de la maquinaria y trámites de la elaboración del café.
Aspecto de la galería del sótano, donde diariamente se repartían tazas de café gratuitamente al público.
Las maderas también ocupaban un lugar preferente, demostrando que el Brasil posee una riqueza tan variada y exuberante, hasta el punto de presentar 537 muestras de las distintas maderas que produce el país. Todas ellas presentadas con una variedad de elementos artísticos que atraían la atención del visitante, poniendo de relieve el talento artístico de Hans Nobauer, que llevó a cabo, con originalidad, los aspectos artísticos de esta instalación.
Galería de la madera.
Componían la representación brasileña en el Certamen Ibero-Americano, los señores José Vergueiro Steidel, comisario general, y los delegados Jaime de Gama, Abréu, Herbert, S. de Mendoza, Pablo Vidal y Ernesto Silveira.
Preparación del caucho.

62 comentarios:

  1. Que interesante y que buena documentación expresada con tu magnifico hacer en estos menesteres.
    Un edificio precioso nos muestras en las fotografías, y con toda la representación de este país.
    Como siempre un placer tus entradas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Un edificio precioso que como bien dices aún se conserva con algunas modificaciones. Imagino el impacto de una arquitectura de este tipo en nuestra Sevilla del 29.
    Gracias por estos posts tan maravillosos, Manuel.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Ciertamente impresionante...

    Gran trabajo, gracias.

    ResponderEliminar
  4. Como nos tienes ya acostumbrados, place visitarte por lo interesante del material que nos regalas
    Buen domingo
    Cariños

    ResponderEliminar
  5. Es un placer para mi poder ver estas antiguas fotos y leer todo sobre ellas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Me tomaría un cafelito :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Qué exuberante gozo y qué aventura debía suponer en esos años visitar una Exposición como ésta. Cuando sólo unos pocos privilegiados podían viajar a paises lejanos y tenían acceso al conocimiento.

    Imagino que para la ciudad que lo organizaba, como en este caso Sevilla, no sólo era un fuente de ingresos, visitantes, propaganda sino que muchos de esos hermosos y originales edificios como éste se quedaban ahí para siempre.

    Cuando paso por aquí, Manuel, además de disfrutar de la información y las fotos, me haces pensar en cómo ha cambiado el mundo, el ritmo de vida, la facilidades que tenemos ahora para conocer otras culturas, países, sus peculiaridades, lo que producen...con un simple clic.

    ¿No es ahora una Universidad, aunque muy remodelado el edificio?

    Muchos besos, Manuel, y cerrad la puerta de Sevilla que creo que se os escapa el calor y se ha venido todo a Madrid.

    Uf, empieza mi martirio veraniego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, pues como no huyas pronto de Madrid, verás la que te espera.
      Paciencia, que no hay mal que dure cien años.
      Besos.

      Eliminar
  8. Hola Manuel, como siempre es una interesante entrada y la documentación y todo el material que has compartido es fantástico.
    Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Respuestas
    1. Gracias, Guillermo, e igualmente.

      Manuel.

      Eliminar
  10. Con tanto adelanto y aún conservarse pues debe estar lindo y bien cuidado, me encantan estos post llenos de conocimiento. Besos manuel.

    ResponderEliminar
  11. Este tipo de certámenes dejan edificios singulares que embellecen las ciudades. Este de Brasil, así como los de otras naciones aún perduran; y son preciosos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Un magnifico edificio que nos dejó Brasil en la exposición del 29. Con tus sabias explicaciones y de tu mano me he paseado por él quedando encantada ¡me ha parecido tan real que, casi me tomo un café!. Gracias Manuel.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hola Manuel, buenas noches. Que maravilla de trabajo, no se como puedes desarrollar tanto trabajo. Pero gracias por ello. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Muy interesante. Excelente documentación y siempre muy agradable leerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué de material Manuel!
    Cruzas todos los tiempos con gran documentación gráfica y de la otra.
    Me siento trasladado a es lejano 1929, en que ni siquiera yo había nacido.

    Abrazo austral.

    ResponderEliminar
  16. Qué pena que este tipo de edificios fueran concebidos como estructuras efímeras y temporales, destinadas a vivir el tiempo en que durase la exposición. Algunos, por suerte, se han conservado en Sevilla o en Barcelona. Al menos nos quedan las fotografías.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carmem, este edificio se mantiene aún, como la totalidad de los pabellones americanos, todos se construyeron como edificios permanentes.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Es precioso ese Pabellón.. y con una gran documentación. Excelente trabajo, Manuel. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Otro reportaje de los tuyos bien documentado, lo cual quiere decir que es excelente como los otros.
    Nos comentas que aun existe el edificio lo cual creo es acertado y no demoler al acabar la exposición.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Hola Manuel.
    Voy despacio visitando pero disfruto mucho con estas informaciones tan completas, amenas y bien relatadas.

    Entrar en tu espacio es abrir la enciclopedia de la sabiduría y el recuerdo.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  20. Una maravilla de pabellón en una exposición que ha pasado a la historia.

    Suerte los afortunados que pudieron visitarla en años que no se viajaba tanto.

    Con tu entrada tan completa de imagen y documentación yo creo que la he visitado:))
    Una tacita de café si me tomo!
    Un abrazo Manuel, único en acercarnos maravillas,

    ResponderEliminar
  21. Otra entrada magnífica. Nunca estuve en ese pabellón. Sí estuve muchas veces en el de la Expo 92, me fascinaban sus minerales, casi todos procedentes de Minas Gerais: cuarzos y turmalinas, sobre todo. Estaré unos días desconectada de internet, tengo una contractura cervical, que va remitiendo lentamente, la mejor cura es desconectar de todo aquello que la provoca: trabajo, redes sociales, etc. y conectar con tu ser íntimo, con la naturaleza, con todo aquello que realmente te alimenta. Un abrazo, Manuel.

    ResponderEliminar
  22. Hola Manuel. Excelente recopilación de datos e imágenes.. Como siempre muy interesante..
    Muchas gracias también por tu comentario.. Muy amable.. Un saludo desde la también calurosa Madrid...

    ResponderEliminar
  23. La verdad es que la Exposición Iberoamericana dejó gran patrimonio a Sevilla. Para mi el "gran culpable" Don Aníbal González. Me despido ya de ti hasta Septiembre.Un fuerte abrazo y Feliz Verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo y feliz verano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Gracias Manuel por regalarnos un trabajo tan estupendo que es un legado. Apuntar y destacar las referencias a las maderas de Brasil así como los datos técnicos de la estructura y peso de los materiales empleados para la construcción de esta maravilla.
    Un abrazo, un placer leerte.

    ResponderEliminar
  25. ! Que bien documentado ¡ . Siempre es un placer leer tus entradas.

    ResponderEliminar
  26. Es la Primera vez que entro y en cuentro una entrada súper interesante, si tengo el privilegio de conocer esas maderas.
    lo mmalo está enque arrasan con ellas y deforestan

    ResponderEliminar
  27. Hola Manuel, los referentes históricos nunca pasarán de moda, porque aunque desaparezcan las estructuras físicas, nos quedarán los libros, las fotografías y tu interesante blog. Brasil es un país muy rico y su pabellón se mira imponente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ceciely.
      Otro abrazo, para ti.

      Eliminar
  28. Es increible la cantidad de conocimientos que tienes sobre Sevilla. Las imágenes que pones, siempre son de antología, y digo como Ceciely, los edificios no perdurarán en el tiempo, pero tus cometaeios escrito si. Mis felicitaciones por ello.
    ¿Qué tal tu rodilla Manuel? Deseo que hayas mejorado.
    Un abrazo con cariño.
    Ángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ángeles, va bastante mejor. Como te dije me es imposible contactar contigo por correo, siempre me sale rechazado.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  29. MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIR LA HISTORIA.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  30. Tu colección de postales son dignas de estar en en museo
    Te felicito

    ResponderEliminar
  31. Una entrada muy interesante, me ha gustado mucho. Un abrazo.

    ResponderEliminar